Un factor importante para aumentar la velocidad de marcha es la capacidad de aumentar la fuerza de propulsión. Aunque se ha demostrado que la fuerza de propulsión está relacionada con el momento del tobillo y el ángulo posterior de la extremidad, nunca se ha determinado la contribución relativa de cada factor a la fuerza de propulsión. El propósito principal de este estudio fue cuantificar la contribución relativa del momento en el tobillo y el ángulo posterior de la extremidad a la fuerza propulsora para individuos sanos que caminan a diferentes velocidades. Veinte individuos sanos caminaron a su velocidad de marcha autoeleccionada y al 120% de la autoeleccionada en la cinta de correr. Los datos cinemáticos se recopilaron utilizando un sistema de captura de movimiento de 8 cámaras. Se obtuvo un modelo que describe la relación entre el momento del tobillo, el ángulo posterior de la extremidad y la fuerza de propulsión a través de un análisis cuasiestático. Nuestros principales hallazgos fueron que el momento del tobillo y el ángulo de la extremidad posterior contribuyen linealmente a la fuerza de propulsión, y que el cambio en el ángulo de la extremidad posterior contribuye casi el doble que el cambio en el momento del tobillo al aumento de la fuerza de propulsión durante la modulación de velocidad para individuos sanos. Los individuos sanos modulan preferentemente el ángulo de la extremidad posterior más que el momento del tobillo para aumentar la fuerza de propulsión. El trabajo futuro determinará si esta estrategia de control se puede aplicar a las personas después del golpe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.