Definition
Purpose
Description
Diagnosis/Preparation
Aftercare
Risks
Resultados normales
Tasas de morbilidad y mortalidad

Definición

Una faringectomía es la extirpación quirúrgica total o parcial de la faringe, la cavidad en la parte posterior de la boca que se abre hacia el esófago en su extremo inferior. La faringe tiene forma de cono, tiene una longitud promedio de aproximadamente 3 pulgadas (76 mm) y está revestida de membrana mucosa.

Propósito

Se realiza un procedimiento de faringectomía para tratar cánceres de faringe que incluyen:

  • Cáncer de garganta. El cáncer de garganta ocurre cuando las células de la faringe o la laringe (laringe) comienzan a dividirse de forma anormal y fuera de control. Por lo general, se realiza una faringectomía total o parcial para los cánceres de hipofaringe (última parte de la garganta), en la que se extirpa la totalidad o parte de la hipofaringe.
  • Carcinoma de hipofaringe (HPC). Un carcinoma es una forma de tumor canceroso que se puede desarrollar en la faringe o en lugares adyacentes y para el cual se puede indicar cirugía.

Descripción

El hecho de que la faringectomía se realice en su totalidad o solo con extirpación parcial del farnix depende de la cantidad localizada de cáncer que se encuentre. El procedimiento también puede incluir la extirpación de la laringe, en cuyo caso se denomina laringofaringectomía. Los tumores de HPC en estadio temprano bien localizados pueden someterse a una faringectomía parcial o una laringofaringectomía, pero la laringofaringectomía se realiza con más frecuencia para cánceres más avanzados. Puede ser total, que implica la extirpación de toda la laringe, o parcial y también puede implicar la extirpación de parte del esófago (esofagectomía). Los pacientes sometidos a laringofaringectomía perderán cierta capacidad para hablar y requerirán técnicas especiales o procedimientos reconstructivos para recuperar el uso de su voz.

Después de una faringectomía total o parcial, el cirujano también puede necesitar reconstruir la garganta para que el paciente pueda tragar. Se usa una traqueotomía cuando el tumor es demasiado grande para extirparlo. En este procedimiento, se hace un orificio en el cuello para derivar el tumor y permitir que el paciente respire.

Para este tipo de cirugía, el posicionamiento del paciente requiere acceso a la parte inferior del cuello para el cirujano. Esto se logra cómodamente colocando al paciente en una mesa equipada con un soporte para la cabeza, lo que permite que la cabeza se doble hacia atrás pero esté bien apoyada.

Si se realiza una laringofaringectomía, el cirujano comienza con una incisión horizontal curvada en la piel del cuello. La incisión de laringectomía generalmente se realiza desde el esternón hasta la mayor parte inferior de los cartílagos laríngeos, de modo que se conserva un puente de piel de 1-2 pulgadas (2.54-5.08 cm). Una vez que la incisión se profundiza, los colgajos se elevan hasta que la laringe queda expuesta. Las venas yugulares anteriores y los músculos de la correa se dejan sin molestias. Luego se identifica el músculo esternocleidomastoideo. La capa de tejido fibroso cervical se corta (incisa) longitudinalmente desde el hioides (el arco óseo que sostiene la lengua) de arriba a la clavícula (clavícula) de abajo. A continuación, se divide parte del hioides, lo que permite al cirujano entrar en el compartimento suelto delimitado por el músculo esternomastoideo y la vaina carotídea (que cubre la arteria carótida) y por la faringe y la laringe en el cuello. Se realizan incisiones de faringectomía y extirpación laríngea, y luego es posible ver la haringe. Con tijeras, el cirujano realiza cortes directos bilaterales (en ambos lados), separando la faringe de la laringe. Si no se ha realizado una traqueotomía preliminar, se retira el tubo endotraqueal oral del muñón traqueal y se inserta un nuevo tubo flexible con esposas para conectarlo al nuevo tubo de anestesia. La herida se irriga a fondo (se enjuaga), se extirpan todos los coágulos y se cierra la herida. La pared faríngea está cerrada en dos capas. El cierre de la capa muscular siempre aprieta la abertura en cierta medida y generalmente se deja sin hacer en puntos donde el estrechamiento puede ser excesivo. De hecho, los estudios muestran que un cierre de la mucosa (capa interna) por sí solo es suficiente para una curación adecuada.

Diagnóstico / Preparación

El examen físico inicial para una faringectomía generalmente incluye un examen del cuello, la boca, la faringe y la laringe. A veces también se realiza un examen neurológico. La laringoscopia es el examen de elección, que se realiza con un espejo de mango largo o con un tubo iluminado llamado laringoscopio. Se puede usar un anestésico local para aliviar el malestar. También se puede realizar una resonancia magnética de la cavidad oral y el cuello.

Si el médico sospecha que tiene cáncer de garganta, se realizará una biopsia, lo que implica extraer tejido para examinarlo en el laboratorio bajo un microscopio. El cáncer de garganta solo se puede confirmar mediante una biopsia o mediante aspiración con aguja fina (AAF). El médico también puede usar una prueba de diagnóstico por imágenes llamada tomografía computarizada (TC). Este es un tipo especial de rayos X que proporciona imágenes del cuerpo desde diferentes ángulos, lo que permite una vista de sección transversal. Una tomografía computarizada puede ayudar a encontrar la ubicación de un tumor, a juzgar si un tumor se puede extirpar quirúrgicamente o no y a determinar el estadio de desarrollo del cáncer.

Antes de la cirugía, el paciente también es examinado para la evaluación nutricional y la suplementación, y la estadificación cuidadosa del cáncer, mientras que el manejo quirúrgico de la vía aérea se planifica con el anestesiólogo de manera que se llega a un acuerdo común con el cirujano sobre el momento de la traqueotomía y la intubación.

TÉRMINOS CLAVE

Anestesia-Una combinación de medicamentos administrados por una variedad de técnicas por profesionales capacitados que proporcionan sedación, amnesia, analgesia e inmovilidad adecuadas para la realización del procedimiento quirúrgico con mínimas molestias y sin lesiones para el paciente.

Biopsia: Procedimiento que consiste en obtener una muestra de tejido para un análisis microscópico a fin de establecer un diagnóstico preciso.

Carcinoma: un crecimiento maligno que surge del epitelio, que se encuentra en la piel o, más comúnmente, en el revestimiento de los órganos del cuerpo.

Tomografía computarizada (TC): técnica de imágenes que crea una serie de imágenes de áreas internas del cuerpo, tomadas desde diferentes ángulos. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X.

Disfagia: Dificultad para comer como resultado de una interrupción en el proceso de deglución. La disfagia puede ser una amenaza grave para la salud debido al riesgo de neumonía por aspiración, desnutrición, deshidratación, pérdida de peso y obstrucción de las vías respiratorias.

Esofagectomía— extirpación Quirúrgica del esófago.

Esófago: Un tubo muscular largo y hueco que conecta la faringe con el estómago.

Aspiración con aguja fina (FNA): Técnica que permite una biopsia de varios bultos y bultos. Permite al otorrinolaringólogo recuperar suficiente tejido para el análisis microscópico y, por lo tanto, hacer un diagnóstico preciso de una serie de problemas, como inflamación o cáncer.

Fístula: Un pasaje o comunicación anormal, generalmente entre dos órganos internos o que va desde un órgano interno a la superficie del cuerpo.

Hipofaringe: La última parte de la garganta o del arnés.

Laringofaringectomía: extirpación quirúrgica de la laringe y la faringe.

Laringoscopia: Visualización de la laringe y las cuerdas vocales. Esto se puede hacer directamente con un endoscopio de fibra óptica (laringoscopio)o indirectamente con espejos.

Laringectomía— extirpación Quirúrgica de la laringe.

Laringe— Caja de voz.

Imágenes por resonancia magnética (IRM): procedimiento en el que se utiliza un imán conectado a una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo.

Faringe, La cavidad en la parte posterior de la boca. Tiene forma de cono y tiene una longitud media de aproximadamente 3 pulgadas (76 mm) y está forrado con membrana mucosa. La faringe se abre hacia el esófago en el extremo inferior.

Traqueotomía: Abertura de la tráquea (tráquea) hacia el exterior a través de un orificio en el cuello.

El anestesiólogo puede optar por usar un tubo orotraqueal (a través de la boca y la tráquea) con anestesia, que se puede retirar si se planea una traqueotomía posterior.

Postratamiento

Después de someterse a una faringectomía, se presta especial atención a la función pulmonar y al equilibrio fluido/nutricional del paciente, así como a las afecciones locales de las heridas en el cuello, el tórax y el abdomen. Se necesitan controles postoperatorios regulares de los niveles de calcio, magnesio y fósforo; por lo general, se requiere suplementación con calcio, magnesio y 1,25-dihidroxicol-calciferol. Un paciente puede ser incapaz de ingerir alimentos suficientes para mantener una nutrición adecuada y experimentar dificultad para comer (disfagia). A veces, puede ser necesario colocar una sonda de alimentación a través de la piel y el músculo del abdomen directamente en el estómago para proporcionar nutrición adicional. Este procedimiento se denomina gastrostomía.

También se requiere cirugía reconstructiva para reconstruir la garganta después de una faringectomía con el fin de ayudar al paciente a tragar después de la operación. Las cirugías reconstructivas representan un gran desafío debido a las complejas propiedades de los tejidos que recubren la garganta y el músculo subyacente, que son tan vitales para el buen funcionamiento de esta región. El objetivo principal es restablecer el conducto que conecta la cavidad oral, el esófago y conservando así la continuidad del tracto digestivo. Se utilizan dos técnicas principales:

  • Colgajos miocutáneos. A veces, se puede rotar un músculo y un área de la piel desde un área cercana a la garganta, como el pecho (colgajo pectoral mayor), para reconstruir la garganta.
  • Aletas libres. Con los avances de la cirugía microvascular (coser pequeños vasos sanguíneos bajo un microscopio), los cirujanos tienen muchas más opciones para

¿QUIÉN REALIZA EL PROCEDIMIENTO Y DÓNDE SE REALIZA?

Una faringectomía es una cirugía mayor realizada por un cirujano entrenado en otorrinolaringología. Un anestesiólogo es responsable de administrar la anestesia y la operación se realiza en un entorno hospitalario. La otorrinolaringología es la especialidad médica más antigua de los Estados Unidos. Los otorrinolaringólogos son médicos capacitados en el manejo y tratamiento médico y quirúrgico de pacientes con enfermedades y trastornos del oído, la nariz, la garganta y las estructuras relacionadas de la cabeza y el cuello. Se les conoce comúnmente como otorrinolaringólogos.

Con el cáncer involucrado en los procedimientos de faringectomía, el cirujano otorrinolaringólogo generalmente trabaja con oncólogos médicos y radiólogos en un enfoque de equipo de tratamiento.

reconstruir el área de la garganta afectada por una faringectomía. Se pueden usar tejidos de otras áreas del cuerpo del paciente, como un trozo de intestino o un trozo de músculo del brazo, para reemplazar partes de la garganta.

Riesgos

Los riesgos potenciales asociados con una faringectomía incluyen aquellos asociados con cualquier cirugía de cabeza y cuello, como sangrado excesivo, infección de heridas, desprendimiento de heridas, fístula (abertura anormal entre los órganos o hacia el exterior del cuerpo) y, en casos raros, ruptura de vasos sanguíneos. Específicamente, la cirugía está asociada con los siguientes riesgos:

  • Fallo de drenaje. Los drenajes que no pueden contener una aspiradora representan una amenaza grave para la herida quirúrgica.Hematoma
  • . Aunque es raro, la formación de coágulos de sangre requiere una intervención inmediata para evitar la separación de presión de la reparación faríngea y la compresión de la tráquea superior.
  • Infección. Una infección subcutánea después de la faringectomía total se reconoce por el aumento del enrojecimiento y la hinchazón de los colgajos de piel en el tercer al quinto día postoperatorio. Se producirán olores asociados, fiebre y un recuento elevado de glóbulos blancos.
  • Fístula faringocutánea. Los pacientes con un estado nutricional preoperatorio deficiente tienen un riesgo significativo de desarrollo de fístula.
  • Estrechamiento. Más común en el extremo esofágico inferior de la reconstrucción faríngea que en el extremo superior, donde la luz receptora de la faringe es más ancha.

PREGUNTAS PARA HACERLE AL MÉDICO

  • ¿Cómo afectará la cirugía mi capacidad para tragar y comer?
  • ¿Qué tipo de anestesia se utilizará?
  • ¿Cuánto tiempo tomará recuperarse de la cirugía?
  • ¿Cuándo puedo esperar volver al trabajo y / o reanudar las actividades normales?
  • ¿En qué medida se verá afectada mi capacidad de hablar?
  • ¿Cuáles son los riesgos asociados con una faringectomía?
  • ¿Cuántas faringectomías realizas en un año?
  • Problemas funcionales para tragar. La disfagia también es un riesgo que depende de la extensión de la faringectomía.

Resultados normales

La ingesta oral generalmente se inicia en el séptimo día postoperatorio, dependiendo de si el paciente ha recibido radioterapia preoperatoria, en cuyo caso puede retrasarse. Los dispositivos mecánicos de voz a veces son útiles en la fase temprana, postoperatoria, hasta que la pared faríngea se cura. Los resultados se consideran normales si no hay reaparición del cáncer en una etapa posterior.

Tasas de morbilidad y mortalidad

Los fumadores tienen un alto riesgo de cáncer de garganta. Según la Escuela de Medicina de Harvard, el cáncer de garganta también está estrechamente asociado con otros cánceres: el 15% de los pacientes con cáncer de garganta también reciben un diagnóstico de cáncer de boca, esófago o pulmón. Otro 10-20% de los pacientes con cáncer de garganta desarrollan estos otros cánceres más tarde. Otras personas en riesgo incluyen a las que beben mucho alcohol, especialmente si también fuman. La deficiencia de vitamina A y ciertos tipos de infección por el virus del papiloma humano (VPH) también se han asociado con un mayor riesgo de cáncer de garganta.

El tratamiento quirúrgico para los carcinomas de hipofaringe es difícil, ya que a la mayoría de los pacientes se les diagnostica una enfermedad avanzada y la supervivencia específica de la enfermedad a cinco años es de solo 30%. Las tasas de curación han sido las más altas con resección quirúrgica seguida de radioterapia postoperatoria. La reconstrucción inmediata se puede lograr con transferencias de tejidos regionales y libres. Estas técnicas han reducido en gran medida la morbilidad y permiten a la mayoría de los pacientes reanudar con éxito una dieta oral.

Recursos

LIBROS

Orlando, R. C., ed. Esófago y faringe. Londres: Churchill Livingstone, 1997.

Pitman, K. T., J. L. Weissman, and J. T. Johnson. El Espacio Parafaríngeo: Diagnóstico y Manejo de Entidades Comunes (Programa de Educación Continua (Academia Americana de Otorrinolaringología–Fundación de Cirugía de Cabeza y Cuello)).) Alexandria, VA: Academia Americana de Otorrinolaringología, 1998.

PUBLICACIONES PERIÓDICAS

Chang, D. W., C. Hussussian, J. S. Lewin, et al. «Análisis de fístula faringocutánea tras transferencia libre de yeyuno para laringofaringectomía total.»Plastic and Reconstructive Surgery 109 (April 2002): 1522-1527.

Iwai, H., H. Tsuji, T. Tachikawa, et al. «Formación neoglótica de la pared faríngea posterior conservada en cirugía para el cáncer de hipofaringe.»Auris Nasus Larynx 29 (Abril de 2002): 153-157.

ORGANIZACIONES

Academia Americana de Otorrinolaringología. One Prince Street, Alexandria, VA 22314-3357. (703) 836-4444. http://www.entnet.org/

Sociedad Americana del Cáncer (ACS). 1599 Clifton Rd. NE, Atlanta, GA 30329-4251. (800) 227-2345. http://www.cancer.org

OTROS

Monique Laberge, Tel. D.

Faringe eliminación seePharyngectomy

Fenobarbital seeBarbiturates

Flebectomía seeVein ligadura y extirpación de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.